Preguntarse...

PREGUNTARSE

Las preguntas, las dudas, inquirir, indagar, bucear, sumergirme en el torrente arrollador de la vida ha sido un poco la marca indeleble que tatúa mi corazón.
Siempre en busca, siempre curiosa y preguntona.

Elegí ser libre y escribir, sacar fotos, transmitir lo que siento, lo que me quema el alma, me arrastra a los desafíos o me desconcierta.

Aquí no encontrarán contundencias, no leerán nada taxativo o categórico. Serán parte de mis desandar, de mis derribos, las escapadas ausentes y los silencios que adivinan entre la prosa un tanto desaliñada: mi marca registrada.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

jueves, 7 de mayo de 2015

Reloj de Los Colosos de Siemens - Relojes Monumentales de Buenos Aires, cuarta entrega

Los Colosos de Siemens es, sin dudas, el reloj mas bello de Buenos Aires - en el parecer de esta humilde señora -.Se trata de una estructura con un peso total de 3 toneladas compuesto por una campana realizada por la firma Bellini de Santa Fé, dos figuras de bronce de tres metros cada una y un precioso reloj que alguna vez tuvo una maquinaria mecánica pero que hoy lo lleva adelante un mecanismo electromecánico computarizado.
Los relojes monumentales con autómatas son una rareza en el continente americano. Para que se den una idea: en Nueva York hay uno; en Buenos Aires, dos.
La historia de estos colosos de bronce acompaña, como casi todas las cosas en Argentina, los derroteros de la política local. Originariamente estuvieron emplazados en el edificio que la empresa  Siemens tenía en Av de Mayo 869. En 1945 el gobierno argentino confisca los bienes alemanes en Argentina, el edificio de los colosos también. El mecanismo y los autómatas van a parar a Bouchard 822 que es donde funcionaba el diario Democracia. Con la caída de Perón en el ´55 los colosos y el reloj se sumen en el saqueo y el desguace: la máquina del reloj desaparece y el resto es arrumbado en un depósito del edifico Alea.
Es a partir de 1988 que la empresa Siemens decide hacerse cargo de la reparación, puesta en valor del conjunto y traslado al actual emplace en Avenida de Mayo y Bolivar, lo que demandaría 4 largos años.
Desde 1992 el reloj con sus autómatas y la campana deslumbran nuevamente desde lo alto del ex-Siemens ( la empresa se trasladó a otra sede en 2011). El tañir de la campana se anuló desde 2004 ya que molestaba a los pasajeros de un hotel cercano y el movimiento de los autómatas simula hoy día el golpear de la campana aunque ésta no emita sonido.
No me digan si no es una belleza.....



      Como casi siempre: fotos de esta servidora.....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario