Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de indómito coraje, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

viernes, 5 de junio de 2015

Reloj Escuela Onésimo Leguizamón - Relojes Monumentales de Buenos Aires, entrega N° 24

La Escuela Onésimo Leguizamón está ubicada en Avenida Santa Fé 1501. Fue diseñada por el gran arquitecto italiano Carlo Morra ( el mismo que diseñó el ex Palace Hotel, y la otrora insultante Escuela-Shopping  ). La escuela tiene mas de 100 años pero luce juvenil y bien conservada. Es uno de los muy pocos establecimientos escolares porteños que dependen del gobierno de la ciudad de jornada completa y en ella funcionan cursos para adultos en el turno verpertino.
Es extraño ver un reloj en un edificio de Morra y por eso me llama la atención. Si la intención era que los alumnos y docentes pudiesen ver la hora pues..... no se cumple tal objetivo, ya que el reloj mira hacia la calle Paraná - para que los transeúntes lo vean -. No he podido develar el misterio - si es que lo hay -.
Acá las fotos....




2 comentarios:

  1. Es un reloj Prost (número 3), francés 1896 con toque de horas y medias sobre un gong ubicado en el techo, se encuentra en muy buen estado , solo que es muy difícil acceder para darle cuerda, la máquina esta un poco sobre dimensionada para este uso , pero eso hizo que no sufriera desgastes, lamentablemente, nadie se ocupa de el, en una época yo lo hice pero si no hay una remuneración este tipo de trabajos tienden a abandonarse.
    Jorge Campos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada muchísimas gracias por los datos que aportás. Me es muy difícil muchas veces encontrar datos sobre los bellísimos relojes monumentales de Buenos Aires.
      Y con respecto al abandono en el que se hayan inmersos muchos de nuestros estupendos relojes tenés razón: en la mayoría de los casos se pretende que el concepto de gratuidad vaya asociado a la conservación del patrimonio horológico y no debe ser así.
      Las administraciones gubernamentales gastan dinero en tantas cosas absurdas que no tienen punto de comparación con la formidable belleza y calidad de la relojería monumental de CABA.
      Nuevamente gracias por el comentario.
      Y anoto los datos aportados

      Eliminar