Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de desprejuicio indómito, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

miércoles, 24 de junio de 2015

Reloj Mercado de Hacienda de Liniers - Relojes Monumentales de Buenos Aires, entrega N° 30

El hermoso edificio del Mercado de Hacienda de Liniers en Mataderos alberga en su torre frente al monumento al Resero un precioso reloj de cuatro esferas ya centenario. Pero el reloj es una excusa, una excusa bonita para escribir sobre esta maravilla edilicia que tiene además una recova estupenda en la que se puede admirar, entre otras cosas, el Museo Criollo de los Corrales.
El edificio ( inaugurado en 1897 ) tiene una variedad de lineas y estilos emparentados con lo colonial, toques morescos y neoclásicos que lo hacen encantador. El reloj de la torre al momento de escribir estas lineas no funciona, pero se lo nota con esferas en buenas condiciones. Al ser Patrimonio Histórico Nacional he de suponer que recibirá, al igual que el resto del casco principal del complejo del Mercado de Hacienda, un mantenimiento adecuado. La torre del precioso reloj es uno de los distintivos de la muy pintoresca Feria de Mataderos, uno de los acontecimientos costumbristas y folklóricos que cada domingo colorea y llena de música, comidas y bailes al barrio.




Como acérrima defensora de derechos de autor y la protección de la propiedad intelectual debo señalar que las dos primeras fotos son de la página Latido Buenos Aires y la última de la que suscribe estas líneas. 
  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario