Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de indómito coraje, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

domingo, 23 de abril de 2017

Encuadernaciones Artísticas de Andrés Casares para una biblioteca argentina en el Museo del Libro y de la Lengua

Intenté soñar la biblioteca privada del esquivo aunque generoso coleccionista conocido como J.D.
Intenté tocar con mi imaginación bizarra esa panzada de tapas y libros soberbios, ingeniosos y originales que de adentro hacia afuera ( o viceversa ) emanan e irradian talento, imaginación y talento mayúsculo.
Intenté otear, bucear, lagartijear en mi sueño por entre solapas y hojas; entre índices y prólogos fantásticos. Tanto o mas fantásticos que todo aquello que rodea y encarna esa exquisita colección.

J.D. tuvo en algún momento una inquietud: dotar de tapas nobles y bellas a alguno de sus libros de biblioteca argentina. Supongo que meditó mucho la decisión sobre a quién entregar sus tesoros, verdaderos tesoros monumentales con autores de elogio y palabras consagradas.
Y la responsabilidad cayó sobre las manos y la experiencia inimitable del reconocido encuadernador Andrés Casares.

Casares dotó a esos libros de J. D. - en la muestra se pueden admirar 130 de sus trabajos para el mismo coleccionista anónimo - de cubiertas de cuero trabajado en diferentes tonos, muchos con bricolage agregando otros materiales y todos personalizados con letras de oro.

Lo increíble, aunque cueste creerlo, es que en la actividades propuestas por el Museo del Libro y de la Lengua no figure esta exposición.

http://museo.bn.gov.ar/














No hay comentarios.:

Publicar un comentario