Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de indómito coraje, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

miércoles, 22 de agosto de 2018

Real Worlds: Brassaï, Arbus, Goldin en el Museum of Contemporary Art de Los Angeles ( MOCA )

La noche de París, gente en el parque, la comunidad LGBT en los '80. Y la madrugada que nunca termina, y la diversidad, y las emociones arrancadas por la cámara siempre lista y curiosa; siempre a la espera de ese efímero que sin embargo se cuela y eterniza. El MOCA está presentando una muestra llamada Real Worlds en honor a tres de los mas importantes fotógrafos del siglo XX: Brassaï, Diane Arbus y Nan Goldin.

Brassaï deambuló por las calles de París en la trastienda de la marginalidad y la cornisa de los excesos. Su impronta visual marcó como nadie el realismo fotográfico de la primera mitad del siglo XX en la París siempre despierta. Húngaro de nacimiento y parisino por adopción, Gyula Halázs - tal el nombre de Brassaï - deconstruyó la forma y fondo de la fotografía testimonial hasta hacerla visceral y provocativa, dando luz allí donde la  madrugadora deglución de lo prohibido, lo torcido, lo desviado y deformado tiene su reino.


Las imágenes de Diane Arbus siempre sorprenden: claras, espontáneas, duras, íntimas. Sus fotos anclaban personas. Esas personas desafiaban la cámara, personas que no eran canon de belleza, que no tenían forma de coloso o heroína, que no eran agradables a la vista o que poseían halos extraños en su desentendimiento con los correcto y lo bello. Cuando se habla de retrato como Arte Contemporáneo hay que remitirse a Arbus.

Y Nan Goldin con su frescura, el voyeurismo permisivo, la arrogancia de la juventud ilimitada y el desenfreno de la comunidad LGBT en los '70 y '80 celebra con su postura y su lente la contemplación de un mundo lleno de excesos, sentimientos, color y trasnmutación.

Para mas detalles dejo enlace:











No hay comentarios.:

Publicar un comentario