Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de indómito coraje, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

Los dos puentes Nicolás Avellaneda: el transbordador y el vehicular/peatonal. O dos emblemas que recuperan protagonismo para la Boca

En el barrio de la Boca hay dos puentes que llevan el mismo nombre: Nicolás Avellaneda. El puente transbordador de hierro fue inaugurado en 1914 y es el único que existe en territorio del continente Americano. El otro que además es corredizo, peatonal y vehicular se inauguró en 1940. Y distan uno de otro 200 metros.
Los puentes transbordadores no fueron populares ni numerosos. Apenas se montaron 20 en el mundo de los que sobreviven 8: el de Vizcaya, el de la Boca, uno en Francia, dos en Inglaterra, uno en Gales y dos en Alemania. Se cree que los transbordadores fueron superados y quedaron obsoletos casi al mismo tiempo que fueron creados. Pues la moda de las estructuras monumentales de hierro pasó rápidamente y se prefirieron otro tipo de puentes mas dinámicos y sólidos.
El transbordador del barrio de la Boca, de los 8 existentes, es el único que no está activo - aunque pronto se espera su reinauguración luego de su desactivación en 1960 - Se lo está poniendo a punto y en condiciones para ser reutilizado nuevamente.
En Argentina tiene la categoría de Monumento Histórico Nacional y se espera que su reactivación lo haga candidato a ser Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Como dato de color debo decir que en 1993 se lo intentó desmantelar y venderlo como chatarra. Pero el coraje de los vecinos de la Boca e Isla Maciel que lo consideran un emblema del barrio lo impidieron hasta con protestas salvajes  no exentas de violencia.
Les doy unos pocos datos de esta maravilla: mide 52 metros de alto, sus columnas tienen 27 metros de ancho y están apoyadas en 8 cilindros de hormigón de 4 metros de diámetro y 24 metros de profundidad en el lecho del río. Las dos vigas principales son reticulares y marcan la separación de las columnas a 67 metros de un lado al otro del río. La estructura fue traída en su totalidad de Inglaterra y armada con uniones de roblón - bulones gigantes -. La plataforma ( actualmente en puesta en valor al igual que el mecanismo ) es de 8 x 12 metros y tiene un agarre fijo traslativo a las viguetas que le sirven de guía.
El puente, como podrán notar en las fotos, está siendo " arenado" para sacarle restos de óxido y pintura y devolverle su antiguo esplendor. La idea es devolver dinamismo, conectividad y unión al barrio de la Boca - ribera porteña - con su vecina Isla Maciel ( Partido de Avellaneda en la Provincia de Buenos Aires- es decir, la ribera bonaerense -) al otro lado del río. Isla Maciel hasta 1930 fue el mayor polo industrial de la Argentina y la existencia del transbordador fue vital para el crecimiento y dinamismo del barrio. Pero la Isla Maciel tuve su declive y ocaso a principios de los ´60 del siglo pasado cuando el sueño de los polos industriales en Argentina se diluyó.




Y un par de fotos del " nuevo":




No hay comentarios.:

Publicar un comentario