Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de desprejuicio indómito, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

domingo, 22 de enero de 2017

Stories - Fotografías de Guillermo Srodek-Hart en el Parque las Heras

Recuerdo que el año pasado le comenté a algunos conocidos nuevo mexicanos la costumbre sanísima que tenemos en Argentina de realizar exposiciones o muestras de fotografía en gigantografías al aire libre. En USA no son habituales. Y la mas conocida, llamada The Fence, es una rara gloria que se ofrece a lo largo y ancho de ese inmenso país cada año.

Nosotros, gracias a los Dioses propios y ajenos, disfrutamos de acontecimientos artísticos gratuitos cada día, cada hora, sin casi movernos del barrio, siquiera. Y en especial puede que en muchas esquinas o plazas de la república entera se lleve adelante en cómoda catarsis diacrónica interesantísimas manifestaciones artísticas entre las que destaca, casi como la novia codiciada, la fotografía.

Reconozco que vi la Muestra Stories de Guillermo Srodek-Hart de pura casualidad. Posiblemente no la hubiese visto nunca. Pero el azar, y un recado llevado a la carrera me animaron a cruzar el Parque Las Heras y ver los exhibidores bien alineados, dispuestos de forma tal que la luz solar no entorpezca su deleite y fruicción.
Y sí: ver esas maravillosas fotos de Srodek-Hart provocan fruicción y deleite. Pero además me han hecho rememorar mis 20 años en Tristán Suarez y sus viejos y risueños almacenes, talleres y negocios detenidos en el tiempo, casi calcados a las imágenes de este fotógrafo argentino que se empeña amorosamente en inmortalizar lo último de auténtico, rústico y desnudo que tiene nuestro pueblo: su sencillez, la alquimia de costumbres y procedencias ( o procederes... que es casi lo mismo ) en un intento consciente por cristalizar instantáneas de sitios que en poco tiempo ya no estarán.... o estarán siendo otra cosa, para otros.

Desde ya adivinan que me ha gustado a rabiar la propuesta y el trabajo de campo de Srodek-Hart. Con la paradoja incluida: un cachetazo de arqueología campera en el epicentro del hedonismo urbano pues... la exhibición se lleva a cabo delante de un parador con reposeras y sombrillas muy paquetas con gente divina y bronceada lagartijeando y tributando a febo.


¡¡¡ vayan ya !!! Porque no sé cuándo empezó... y tampoco sé cuándo termina.

http://srodekhart.com/




















No hay comentarios.:

Publicar un comentario