Preguntarse...

PREGUNTARSE

Las preguntas, las dudas, inquirir, indagar, bucear, sumergirme en el torrente arrollador de la vida ha sido un poco la marca indeleble que tatúa mi corazón.
Siempre en busca, siempre curiosa y preguntona.

Elegí ser libre y escribir, sacar fotos, transmitir lo que siento, lo que me quema el alma, me arrastra a los desafíos o me desconcierta.

Aquí no encontrarán contundencias, no leerán nada taxativo o categórico. Serán parte de mis desandar, de mis derribos, las escapadas ausentes y los silencios que adivinan entre la prosa un tanto desaliñada: mi marca registrada.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

jueves, 7 de abril de 2016

Vicente Walter y el sudor del Arte

La historia no lo homenajeará, los libros casi no lo nombrarán, no tendrá un Foro donde brillar, ni habrá libros especializados en su obra. Y sin embargo..... Vicente Walter ha sido un genio irrepetible. Un genio encapsulado y aislado en su lugar en el mundo: La Boca.
Aún se pueden admirar algunos alicaídos alto relieves en el barrio del riachuelo, Quinquela Martín y el Puente Nicolás Avellaneda. Son frescos que hacen emocionar a quién los mira, porque son talento puro, sudor puro, desgarros del alma. Walter fue un alma que lo dio todo de sí a cambio de nada. Se lo recuerda en el barrio por su generosidad, su entrega para con aquel que necesitase algo. Siempre diáfano y atento, supo volcar con sus manos y su mente brillante las figuras de los alto relieves donde plasmaba escenas cotidianas de La Boca. La técnica en sí - dibujar y dar volúmen al cemento fresco - es muy difícil y hay que tener una gran pericia y mucha paciencia para llevarla adelante. Y sin embargo.... Vicente Walter dio vida, movimiento, grosor y eternidad a la gente sufrida y laboriosa del barrio más carismatico de la capital argentina en forma de cemento viviente.
Si van por La Boca.... no se lo pierdan.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario