Preguntarse...

PREGUNTARSE

Las preguntas, las dudas, inquirir, indagar, bucear, sumergirme en el torrente arrollador de la vida ha sido un poco la marca indeleble que tatúa mi corazón.
Siempre en busca, siempre curiosa y preguntona.

Elegí ser libre y escribir, sacar fotos, transmitir lo que siento, lo que me quema el alma, me arrastra a los desafíos o me desconcierta.

Aquí no encontrarán contundencias, no leerán nada taxativo o categórico. Serán parte de mis desandar, de mis derribos, las escapadas ausentes y los silencios que adivinan entre la prosa un tanto desaliñada: mi marca registrada.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

sábado, 16 de enero de 2016

Los relojes del Hipódromo de Palermo

Si es que he de entrar en plan de confesiones debo gritar: ¡ Buenos Aires me está atrapando ! Poco a poco la ciudad me acuna y me arropa, me hace partícipe de sus joyas arquitectónicas y sus espléndidos museos y paseos.
El Hipódromo de Palermo deja sin aliento a los curiosos no afectos al juego, apostadores, turistas, paseantes y buscadores de imágenes. Es sorprendentemente bello por donde se lo mire.
El motivo por el que me acerqué al Hipódromo no ha sido, sin embargo, su historia rica en barroquismos de épocas de oro sino los relojes que allí hay: un reloj centenario de 4 caras y unos relojes monumentales Longines que son bellísimos.
Recomiendo el paseo por varios motivos: el lugar es fantástico para visitar aunque no interesen las carreras o los caballos: la atmósfera, la pista, los edificios y las bellas galerías son motivo suficiente para admirar sin gastar un solo centavo.
Altamente recomendable.

http://www.palermo.com.ar/es

















No hay comentarios.:

Publicar un comentario